Avisar de contenido inadecuado

Los Hoteles de Lujo Desafían el Cambio Climático

{
}

Los hoteles de lujo de Madrid desafían el calor

 

 
 

 


Los cinco estrellas aplican fórmulas para intentar llenarse en verano

16347-15345.jpgSe llama Madrid y se muestra espectacular a los ojos de curiosos y visitantes durante estos meses. Abundan los jardines llenos de color, la luz y sobre todo el ánimo de los madrileños dispuestos a disfrutar y a compartir sus calles, museos, plazas, restaurantes, terracitas...'. Así se anuncia El sueño de una noche de verano, la oferta que ha lanzado el célebre hotel The Westin Palace de la capital para triunfar entre los turistas en estos calurosos meses. Incluso los hoteles más lujosos del país se ven obligados a acudir a la metáfora para ocupar sus estancias durante la temporada estival. El mimo, el detalle y sus mejores galas permanecen todo el año.

Y es que colgar el cartel de 'completo' en verano no es tarea fácil para todos los hoteles. Con la llegada del calor, vienen las vacaciones, y con ellas, los alojamientos de cinco estrellas deben procurar colmar el vacío que deja gran parte de su clientela. Villamagna, The Westin Palace, Intercontinental y Ritz-Carlton coinciden en que julio y agosto son los meses de temporada baja. Un portavoz oficial de The Westin Palace, asegura que 'en los últimos años, la ocupación en los meses de verano, tradicionalmente conocida como temporada muy baja, ha crecido en un 15%.' Las tasas de ocupación ascienden a un 70% en julio y a un 54% en agosto. Un porcentaje poco jugoso en comparación con el 91% correspondiente al mes de octubre, o el 84% de mayo.

Clientela de negocios

El perfil de su usuario es mayoritariamente de negocios. Desde el departamento de marketing de The Ritz-Carlton Madrid, habla de un porcentaje del 50% en cuanto al cliente de negocios y de otro 50% con respecto al cliente de ocio en los meses de otoño, invierno y primavera.

La espantada es visible especialmente en las zonas interiores. Madrid no tiene playa, y eso se nota. La gente huye del calor y busca ciegamente la brisa fresca del mar. Los hoteles madrileños recurren a la faceta cultural para atraer usuarios. La actividad de los negocios desciende notablemente, pero las estancias hoteleras han de quedar cubiertas. Para ello, se idean paquetes repletos de descuentos y entradas gratuitas para salones y exposiciones.16347-15347.jpg

Los empresarios hoteleros establecen pactos con los museos más prestigiosos de la ciudad para que abran sus puertas en días no laborables a sus clientes en exclusiva. Ofertas que pueden llegar a parecer aún más apetecibles que el Mediterráneo. 'Queremos que nuestro huésped viva Madrid como a nosotros nos gustaría vivirlo', argumenta un portavoz del grupo Intercontinental.

The Westin Palace, ubicado en la plaza madrileña de Neptuno, opta por las rebajas veraniegas. Fuentes del complejo apuntan que 'el de Madrid es el hotel que más baja, por eso incluimos buenas ofertas de alojamiento. Puedes pasar aquí una noche por 199 euros. Los clientes saben que en temporada baja pueden conseguir tarifas más económicas y esto es un factor que les hace decidir a la hora de cambiar de fechas de viajes.' El precio medio de una habitación oscila alrededor de los 300 euros sin rebaja.

Los distintos hoteles tratan de crear una atmósfera estival en pleno corazón de Madrid. Jardines paradisiacos, terrazas interiores, coctelería importada del Caribe y menús aderezados con alimentos ligeros hacen las delicias de la clientela durante las noches. La música en vivo, muchas veces jazz, es un complemento indispensable.

Según fuentes del grupo Intercontinental, los usuarios de verano suelen ser los mismos que en invierno, con la diferencia de que vienen acompañados por sus parejas e hijos. Por ello, los hoteles proponen actividades destinadas a cada uno de los miembros de la familia.

Una bienvenida digna de estrellas de Hollywood, un elegante piano de cola en el hall, el trato más exquisito para cada uno de los huéspedes, deliciosos platos a la hora de almorzar… A veces, ni siquiera el poder sentirse como un gran magnate suple la necesidad de refrescarse en el litoral. Aún así, los hoteles de cinco estrellas enclavados en las calles de la ciudad empeñan sus esfuerzos en atraer a aquellos afortunados que disfrutan de vacaciones. Valiente el que se resista.

A la carta: guía, asesor y acompañante

Uno de los servicios más innovadores en cuanto a estrategia de marketing es el del personal shopper. Este personaje hace las veces de amigo, consejero, compañero, guía, historiador, asesor… El personal shopper se convierte, por unas horas previamente acordadas, en el acompañante ideal para pasear por la capital y disfrutar de nuevos rincones. 'Hay quien sólo pide un rato de compañía, o un café amenizado por una charla agradable', revela Laurence Dubey, directora de ventas y marketing del Hotel Villapadierna Marbella, del grupo Ritz-Carlton.

{
}
{
}

Deja tu comentario Los Hoteles de Lujo Desafían el Cambio Climático

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre